Psicoterapias avanzadas y terapias naturales para la salud

Árbol de vida
Centro Holístico & Gestalt

Aprende a mejorar tu calidad de vida 
 ¡Infórmate y cuídate!

"BIODANZA"
JORNADA DE PUERTAS ABIERTAS

 

La Biodanza es un sistema en el cual los movimientos y ejercicios de encuentro, acompañados de música y canto, inducen vivencias capaces de influir positivamente en el organismo y la existencia. Es un camino para reencontrar la alegría de vivir. Produce un cambio de actitud vital, conectando con la plenitud y el desarrollo de las capacidades personales y grupales. Fue desarrollado por el psicólogo chileno Rolando Toro, que promueve la integración del ser humano con sus emociones e impulsa el establecimiento de lazos afectivos con la naturaleza y otras personas.

La biodanza la puede practicar cualquier persona de cualquier edad o condición, al ser un sistema que permite la integración orgánicas de todos y cada uno de los participantes, donde todos tienen su lugar, donde todos son importantes e iguales, hace que las relaciones entre ellos se desarrolle de una forma saludable, no existan competencias ni rechazos, favorece el desarrollo de la identidad de cada uno tal cual es, al mismo tiempo que se acepta e integra a todos como grupo.

La Biodanza actúa desde los aspectos más íntimos del movimiento individual y grupal. No hay coreografías, con lo cual cada persona puede explorar sus movimientos desde el propio sentimiento de ser y de estar en el mundo.

Entre los beneficios de practicar la biodanza se encuentran:

* Potenciación del desarrollo de habilidades propias del ser humano, ya que estimula la "psicomotricidad fina" o la capacidad de afinar los movimientos.

* Favorece el buen funcionamiento del cerebro. La biodanza ayuda también a mantener la salud del cuerpo, pues la persona que baila aprende a mover el cuerpo y a conocerlo, lo que se convierte en un hábito si se baila desde la infancia.

* Estimula la coordinación motora , el ritmo y la fluidez de movimiento

* La biodanza colabora en la formación del individuo, porque favorece vivencias que se convierten en fuentes de conocimiento y de desarrollo. La biodanza contiene informaciones corporales, sociales, musicales y emocionales que contribuyen al crecimiento infantil.

* Se incentiva el control emocional, porque la biodanza sirve como fuente de aprendizaje emocional, y promueve el equilibrio de las emociones e

* Reducción del ESTRÉS:

La Biodanza te ayuda a estar con atención y acción cuando hay que estarlo y con relajación y abandono cuando corresponde.

Comprobarás que en una sesión de Biodanza hay ejercicios-danza de movimiento y activación y otros de paz y entrega. En la primera parte estamos activando el “sistema simpático” (segregando principalmente adrenalina) y en la segunda el “sistema para-simpático” (segregando principalmente acetil-colina).

De esta forma, la Biodanza ayuda a regular el sistema nervioso autónomo (neuro-vegetativo) al cual es difícil acceder conscientemente.

* Mejora de las relaciones CON LAS DEMÁS PERSONAS

La Biodanza desarrolla nuestras competencias afectivo-sociales con innumerables ejercicios experiencias con las que integramos de forma natural nuestra empatía, asertividad, seducción, confianza…

* Mejora de nuestras COMPETENCIAS PERSONALES

En diferentes estudios se ha constatado que la Biodanza producía efectos positivos, entre otras, en las siguientes variables psicológicas: eficacia propia, salud psíquica, expansividad, autonomía, valoración de sí mismo, concepto sobre propias capacidades, optimismo, orientación positiva hacia el futuro y hacia la vida, tranquilidad interior y equilibrio, seguridad en sí mismo…

* Incremento de la INTELIGENCIA AFECTIVA

La Biodanza, trabaja sin que te des cuenta, en los tres pasos que proponen los expertos en Inteligencia Emocional (Daniel Goleman y otros):

* en la capacidad de “percibir” las emociones y “aceptarlas” (sentir lo que estoy sintiendo gracias a la base vivencial de la Biodanza),

* en la capacidad para “entenderlas” (gracias a la conciencia ampliada), y

* en la capacidad para “regularlas” (para actuar de forma beneficiosa para mí y las demás personas, gracias a la progresividad, la autoregulación y el feed-back).

Rolando además contempla la direccionalidad ética en esas capacidades, proponiendo el término Inteligencia. Afectiva para referirnos a la "inteligencia puesta al servicio del amor, de la felicidad y de la alegría de vivir".